La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada, Gabriel García Márquez


“Los primeros niños que vieron el promontorio oscuro y sigiloso que se acercaba por el mar, se hicieron la ilusión de que era un barco enemigo. Después vieron que no llevaba banderas ni arboladura, y pensaron que fuera una ballena. Pero cuando quedó varado en la playa le quitaron los matorrales de sargazos, los filamentos de medusas y los restos de cardúmenes y naufragios que llevaba encima, y sólo entonces descubrieron que era un ahogado.”

Estas fueron las primeras palabras que leí del maestro. Todavía recuerdo cómo fue, quién me las hizo leer, y el trabajo en clase que llevamos a cabo después de la lectura. De esto hace más de treinta años, y ahora, tras todo ese tiempo de tenerlo en mi memoria, me he encontrado con esta maravilla en un puesto de libros usados de Santo Domingo y no he tenido más remedio que comprarlo. Y lo cierto es que para mí este libro, de apenas ciento sesenta páginas, contiene más literatura que el noventa por ciento de los libros publicados en un año, entre los cuales incluyo los míos y todos los próximos que pueda hacer. No siento ni siquiera que tenga derecho a reseñarlo, pues cualquier cosa que diga sobre este autor debería recitarla de rodillas y con la cerviz plegada a la altura del pecho, pues nunca nadie ha conseguido hacerme saltar de la silla o de la cama al leer sus frases como ha conseguido él, ni vuelvo para atrás en un texto ya leído, como me ocurre con el autor colombiano. Es como si pudiese degustar una y mil veces el mismo postre, siempre de sabor espectacular, y siempre con un diferente aroma al cruzar el paladar.

La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada es el compendio de una novela corta de este mismo nombre y seis cuentos, todos distintos pero a la vez ligados por la magia de sus escenificaciones por el nexo común de los paisajes de la Guajira, un desierto entre las fronteras de Venezuela y Colombia, un lugar de una belleza extrema, y de una dureza aguda, con vientos incesantes y un mar que brama como un océano en sus costas, un mar por cierto en el que tuve la fortuna de bañarme y dormir bajo sus estrellas embutido en un chinchorro que colgaba de dos palos.

Es justo reconocer que se nota en la novela que son los primeros pasos del autor por esos mundos imaginarios que sólo él supo construir, y que derivarían todos en el fabuloso pueblo de Macondo, y de los que os dejo un par de perlas

De "Blacamán el bueno", "En sus tiempos de gloria había sido embalsamador de virreyes, y dicen que les componía una cara de tanta autoridad que durante muchos años seguían gobernando mejor que cuando estaban vivos."

De "El mar del tiempo perdido", "Era, en efecto, un mar cruel. En ciertas épocas, mientras las redes no arrastraban sino basura en suspensión, las calles del pueblo quedaban llenas de pescados muertos cuando se retiraba la marea. La dinamita sólo sacaba a flote los restos de antiguos naufragios. Las escasas mujeres que quedaban en el pueblo, como Clotilde, se cocinaban en el rencor."

De "Un señor muy viejo con unas alas enormes", "Al tercer día de lluvia habían matado tantos cangrejos dentro de la casa, que Pelayo tuvo que atravesar su patio anegado para tirarlos al mar, ... El mundo estaba triste desde el martes."

¿Qué más se puede decir?, reconozco que se cae la baba al leer a García Márquez, pero es lo que siento, para mí es un autor muy por encima del resto. No sólo nos transporta con sus palabras a lugares increíbles, sino que además los hace mágicos, realmente mágicos, crudos, tiernos, lúgubres, luminosos, creíbles y absolutamente imposibles. Todo conjugado además en un cóctel tan bien combinado que se necesitan muchos tragos para descubrir todos los ingredientes.

És más, lo he disfrutado tanto que creo que voy a correr a refugiarme en las páginas de Amor en los tiempos del cólera como si fuera un como un náufrago llegando a su isla desierta.


Resumen (editorial)

Este libro excepcional reúne la novela corta que le otorga su título y otros seis relatos más, de los que todos menos uno pertenecen a la etapa de plena madurez del escritor. Fueron los años en los que Macondo le abrió las puertas del realismo mágico: la frase se hace más larga y caudalosa, la realidad se expresa mediante fórmulas mágicas y legendarias, los milagros se insertan en la vida cotidiana. La cándida Eréndira y su abuela desalmada personifican la inocencia y la maldad, el amor y su perversión, y el relato recuerda al mismo tiempo las gestas medievales y los cantos provenzales o trovadorescos, aunque, como siempre, inmersos en ese mundo denso y frutal del Caribe americano. Estas siete narraciones no son ejercicios de estilo, sino siete exploraciones en el mundo definitivo que el escritor había conquistado de una vez por todas.

Todo Bajo el Cielo, Matilde Asensi


Matilde Asensi ha encontrado su gallinita de los huevos de oro, o lo que es lo mismo, una manera de escribir en la que el armazón general se repite en todas sus obras, aunque lo viste con diferentes materiales constructivos.


Mi primer acercamiento a la obra de Matilde Asensi fue con El Origen Perdido, me gustó, después leí el Ultimo Catón, me gustó, Iacobus, me gustó algo menos, y por fin he leído Todo Bajo el Cielo, que también me ha gustado a pesar de que uno tiene la sensación de saber qué va a pasar en todo momento más allá de los giros, algunos inverosímiles, de la obra.

Todo comienza como muchas de las novelas, como yo mismo incluso he utilizado en la que está en edición actualmente, con el hallazgo de un documento, reliquia, pieza arqueológica, etc., que lanza a los protagonistas en una búsqueda increíble a través del tiempo y del espacio. Eso es Todo Bajo el Cielo, una película de Indiana Jones en versión literaria.

La autora se ha documentado muy bien, o por lo menos eso me ha parecido a mí que desconozco absolutamente todo sobre la historia y la cultura china, para esta novela. Ha creado unos personajes bastante correctos, mitad europeos y mitad orientales, que dan juego a los diálogos y al desarrollo, pero a mi entender ha fallado en algo muy importante. Uno de los personajes principales da un giro inesperado que contradice todo lo aprendido de él y a quien carga el peso del último cuarto de novela estropeando un poco todo lo anterior.

También ha optado por un final "políticamente correcto", que no alterara la actual historia china y que se huele desde la página trescientos hasta la cuatrocientos cincuenta y siete final.

Al igual que en el Ultimo Catón, Origen Perdido y Iacobus, una búsqueda tras pistas, más o menos sencillas, lleva a los protagonistas a un lugar perdido en el tiempo en el que cada etapa debe pasarse gracias al ingenio y a las correctas deducciones de los escritos que portan los interesados. Demasiado previsible si ya has leído algo de Matilde Asensi.

No me mal interpretéis, he disfrutado mucho leyendo esta novela, pero creo que la magia de la autora se está estancando en una repetición de sus éxitos anteriores, y que, a mi parecer, la hará rica, pero tan previsible que ni siquiera será necesaria la lectura de su próxima novela para saber qué nos vamos a encontrar.

Admiro a la Sra. Asensi, me encanta su prosa fluida y rápida, la capacidad de acción de sus personajes, el ritmo trepidante de los desenlaces, su documentación previa, pero en esta novela se ha copiado a sí misma, y además no lo ha hecho tan bien como cabría esperar.

Recomiendo la lectura de Todo Bajo el Cielo, es entretenida, nos acerca un poco a la cultura de la China milenaria, pero no se puede extraer mucho más allá de eso, un entretenimiento agradable para las tardes sosas de verano o para soportar con mayor alegría las largas horas de espera en un aeropuerto.

Por lo menos os garantizo que no os aburriréis.

Resumen (editorial)

Elvira, pintora española afincada en el París de las vanguardias, recibe la noticia de que su marido, con el que está casada por amistad, ha muerto en su casa de Shanghai en extrañas circunstancias. Acompañada por su sobrina, zarpa desde Marsella en barco para recuperar el cadáver de Remy sin saber que éste es sólo el principio de una gran aventura por China en busca del tesoro del Primer Emperador. Sin tiempo para reaccionar se verá perseguida por los mafiosos de la Banda Verde y los eunucos imperiales, y contará con la ayuda del anticuario Lao Jiang y su sabiduría oriental en un gran recorrido que les llevará desde Shanghai hasta Xián, donde se encuentra la tumba del Primer Emperador y la última pieza del tesoro mejor guardado.

El Mecanoscrit del Segon Origen, Manuel de Pedrolo

Extraordinari.

Deu fer uns vint-i-cinc anys que vaig llegir per primera vegada, i fins ara única, el Mecanoscrit. Tinc però la sensació de que va ser fa tot més contar un parell d'anys, però no.

Com molts dels joves del nostre país, jo també vaig llegir-lo per imposició legal, és a dir, obligat pel mestre de torn que ens va obligar. Va coincidir llavors la lectura d'aquesta obra amb el propi despertar hormonal del cos, i encara puc recordar la cara d'una companya de classe, que anava unes quantes fulles més endavant que jo, quan em va dir exactament el pàrraf i la pàgina on l'Alba, la noia verge i bruna de 17 anys va deixar de ser lo primer, i va ser "penetrada" pel Dídac.

Ara, un quart de segle després, aquesta pàgina que tant em va obsessionar llavors, no és més que una anècdota al total del llibre.

Haig de reconèixer que he gaudit moltíssim en llegir-lo, i que només en tres nits ha caigut sencer.

Jo recordava una obra simple, curta i per adolescents. No ho és. La riquesa del llenguatge és extraordinària, amb un català polit, net i precís com a poques obres he vist. Fuig del català dels mitjans de comunicació, pla, amb les mateixes paraules fetes servir un milió de vegades, i omple les poques més de cent pàgines d'adjectius, verbs i noms que mai fins ara havia sentit a parlar. Jo, pobre ignorant, volia escriure la meva tercera novel·la en l'idioma adoptat de casa meva, però després de llegir en Pedrolo em sento avergonyit només de voler intentar-ho sense aprofundir més en el meu coneixement.

No és una obra traduïda de cap altre idioma, amb lo que la seva grandesa es pot apreciar en cada paràgraf. Estic convençut que quan la vaig llegir de jove un deu per cent dels mots emprats no els vaig entendre, si fa no fa, quasi com ara.

El Mecanoscrit és una història de terror amb un rere fons de valentia i esperança encarnats en el cos d'una noia només de catorze anys que pren, des del primer moment, el pes de repoblar la terra després d'haver estat arrasada per uns enginys extra terrestres.

Explica, ordenat en cinc capítols anomenats quaderns, omplerts cadascun d'ells per subcapítols numerats, les peripècies de la única parella que va sobreviure el desastre. Narra com tot lo que fins llavors havien viscut s'ha esmunyit en una pila infinita de runes i cadàvers, i sobre tot, com es pot mirar endavant i aconseguir la felicitat només amb lo que es te.

En cap moment els protagonistes viuen la desesperació del genocidi, que és evidentment patent en tota la novel·la, però com un fet que ha donat pas a una nova realitat, mai com un desig de tornar enrere. Fins i tot hi ha un moment en que el Dídac li confessa a l'Alba que se sent culpable de ser feliç amb ella en mig de la desgràcia, però les paraules sempre sàvies de l'Alba el fan veure que mai ningú no s'ha de sentir culpable de ser feliç.

En veritat he gaudit moltíssim regellint el Mecanoscrit, i no només pels records que a cada pàgina em tornaven com si els hagués viscut tot fa un parell de dies, sinó perquè realment és una novel·la extraordinària, que si fos escrita en anglès segurament tindria quaranta pel·lícules a Hollywood basades en ella.

Una història d’amor, de superació, de tornada als orígens primers, on fer foc per escalfar-se és més important que el tamany de la televisió que tenim al menjador. Una aventura plena de reflexions “immadures” que ens fan pensar, i molt, en lo estúpid de la nostra existència.

Us convido a fer una retrocessió en el temps i gaudir des de ja d'una de les novel·les més llegides de la nostra llengua.

Resum del llibre (editorial)

Mecanoscrit del segon origen és una novel·la composta de cinc capítols anomenats Quaderns, d’una extensió molt semblant (trenta pàgines cadascun) i de tres pàgines finals, on el lector pot completar el veritable sentit de l’obra. Els protagonistes de l’obra, l’Alba i en Dídac, viuen un seguit d’aventures en un món pràcticament destruït. Són ells, els precursors de la civilització actual?