Tras la huella de Cristo, Kathy Reichs


Un thriller que promete mucho en el inicio, pero que poco a poco se va desinflando en una trama que parece haberse comido a la autora.

Por supuesto no le resto mérito a su obra, todo lo contrario, es una buena novela con la que pasar un rato, pero el problema es que las expectativas que crea en los primeros capítulos no se concretan en casi nada al final.

Me ha sorprendido verme retratado en algunos pasajes de la novela, con una trama similar en ciertos escenarios a mi segunda novela. Sólo confío en no verme también retratado en el desenlace.

Hoy, más que la novela en sí, que sinceramente no tengo mucho interés en comentar, quisiera hacer una reflexión sobre como ha afectado la crisis financiera al mundo editorial. Estoy convencido que hoy, a 10 de abril de 2010, esta novela no se habría publicado. Pero también estoy convencido que en menos de dos años lo que se "publicará" a través del famoso libro electrónico será mucho peor. Yo personalmente agradezco los años de bonanza editorial que nos han precedido, porque sin duda de no haber existido una manga tan ancha creo que jamás habría publicado.

Y en eso me encuentro ahora, con una novela nueva, de mejor factura que la primera, según me parece, y con muchas dificultades de edición. Una buena parte del material escogido durante el año 2009 para su publicación no va a ver la luz hasta bien entrado el 2010, lo que hace que una gran cantidad de obras escritas recientemente tengan muchas dificultades para salir. No hablo de mi caso en particular, ya que yo espero que sí publicaré, pero la duda que me asalta es qué se va a hacer con tanta buena literatura que por falta de presupuesto, miedo editorial, etc. etc., se quedará en los cajones de agencias y editoriales.

Con toda sinceridad, no lo sé.

En fin, volviendo a la novela de la sra. Reichs, una obra que se benefició de la moda (como muchos de nosotros) y de los años buenos, bienvenidos sean.

Resumen del libro (editorial)

El cadáver de un judío ortodoxo, con impactos de bala en la cabeza, aparece en Montreal. Temperance Brennan, a cargo del examen forense, recibe de pronto la visita de un desconocido que le entrega la fotografía de un esqueleto aparentemente clave en la muerte de la víctima. Brennan se ve envuelta en una intriga de repercusiones indescriptibles que se remonta a la época de Jesús, descubrimientos que podrían dar un vuelco espectacular a la historia religiosa de los dos últimos milenios. Brennan descubre que la foto corresponde a un esqueleto desenterrado en una excavación arqueológica y que la víctima, un canadiense, dirigía un negocio de importación, posible tapadera de tráfico de antigüedades. Viaja entonces a Israel con el policía Andrew Ryan y Drum, un arqueólogo de Tierra Santa, para indagar sobre la procedencia del esqueleto y la época exacta de la tumba donde lo encontraron. Las investigaciones plantean extraordinarias incógnitas sobre la muerte de Cristo y los sitúa en el centro de una violenta controversia. ¿Será aquella tumba la última morada de Jesucristo? ¿Son los huesos de aquel osario los restos de Santiago, hermano de Jesús tal como reza la inscripción? ¿O se trata de una burda falsificación? Brennan se ve implicada en el caso más controvertido de su carrera. Un auténtico desafío en el que cuantos más datos descubre mayores son los peligros. Ryan, que intenta protegerla, se ve también inmerso en un territorio plagado de enemigos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

En este blog están permitidos todos los comentarios, solo le ruego que sea respetuoso/a.
Muchas gracias.