Vidas minúsculas, Pierre Michon


Si tuviera la necesidad de explicar este extraordinario libro en una sola palabra, la escogida sería: espesura.

No pongo en duda ni por un segundo de la calidad literaria del señor Pierre Michon, al contrario, es de una profundidad y riqueza inigualables a cualquier otro texto contemporáneo que yo haya leído, pero  justamente por esto he de reconocer que se me ha hecho muy pesado.

En la novela del señor Michon se relata su propia biografía desde las biografías de algunos parientes, los protagonistas de las "vidas minúsculas", gentes sencillas, de campo, amarguras familiares de vidas humildes en apariencia, de los que el autor consigue extraer un jugo en principio inexistente e inimaginable para explicarse a sí mismo.

Párrafos como:

"Los ángeles misericordiosos pasan en un vuelo de pizarra, se rompen y renacen en el aire azul; apartan la noche de las telarañas, cerca de las ventanas rotas miran una tras una fotos de antepasados cuyos nombres les son conocidos, susurran suavemente entre ellos y tal vez ríen, azules como la noche y profundos, pero cristalinos como una estrella; que disfruten mi herencia inhabitable; el milagro está consumado."

Que sirve para ambientar el nacimiento previo de su hermana, dan una pequeña muestra del estilo de la novela. Sin duda éste es un autor con un dominio pleno del lenguaje, y de los diferentes estilos literarios. Es uno de esos autores que ha leído una excepcionalidad de volúmenes y que es capaz de reproducir el estilo de sus lecturas a su antojo.

Reseña la contraportada que el señor Michon mezcla dosis exactas de Flaubert, Rimbaud, Faulkner, Proust y Jean Genet. No lo dudo. La novela es una angustia continua por la comparación entre la obra de sus maestros y la suya, un escritor a quien imagino sentado horas frente a la página en blanco en una minuciosa búsqueda de la palabra perfecta, aquella que, como en poesía, su sola presencia ha de llenar el espacio de sentido. Sin embargo, cuando tras palabra perfecta se encadena otra de igual magnitud y perfección, el resultado es tan extraordinario como espeso.

Con toda sinceridad, humildad y vergüenza, esta novela me ha quedado grande aún a pesar de sus escasas doscientas páginas, porque no he sido capaz de disfrutarla, sino de sufrirla y obligarme al ejercicio de leerla en su plenitud. Siempre digo que la calidad de una obra depende tanto de la misma obra como del estado de ánimo del lector, y seguramente el mío (con mucho trabajo) no ha sido el mejor de todos para acercarme a una obra de tal magnitud, pero no puedo mentir y decir que me ha entusiasmado una novela que ha acabado la mayoría de las noches abierta sobre mi pecho entre sonoros ronquidos. Menos mal que es un volumen pequeño...

Estoy seguro que si la releo en un futuro más plácido para mi situación personal la conclusión será diferente.

Extraordinaria de todos modos la prosa del señor Michon, aunque demasiado espesa para mi gusto, algo que me apena profundamente por no haber estado a la altura...

La esperanza es que en la pila de libros pendientes me aguarda su última novela, "Los once", que estoy seguro me dejará con mejor sabor de boca.

Resumen del libro (editorial)

Mezcla sabia e irrepetible de géneros, este libro crea la figura del biógrafo biografiado, o de una biografía hecha a base de la reconstrucción de vidas ajenas: vidas minúsculas de sus abuelos, sus compañeros de clase en la provincia francesa o el niño huérfano que, como un «Rimbaud fracasado», se va a África en busca de una fortuna quimérica. Un libro minúsculo y grandioso, convertido en todo un clásico contemporáneo de las letras francesas.

3 comentaris:

  1. He llegit unes quantes crítiques literàries al teu blog i, sorprenentment (i gratament), coincideixo amb totes elles. Ergo, abans de comprar un llibre, miraré si n'has fet un comentari i, segons el que n'hagis dit, m'hi gastaré els quartos o no. Gràcies per la feina.

    ResponElimina
  2. Hola,

    Gràcies per les teves paraules.

    Ara, que algú coincideixi amb les meves crítiques és una cosa que m'espanta perquè pensava que ningú estava tan esptallat com jo, hahaha. És broma.

    Gràcies per fer una ullada als comentaris dels llibres que vaig llegint. La veritat és que l'únic que volia és poder explicar que he sentit en llegir una obra (perquè aquí on visc és impossible de comentar-ho amb ningú), i miro de ser lo més honest que puc.

    Em fa content que aquesta honestedat l'hagi pogut transmetre.

    De vegades rebo comentaris una mica forts per ser massa directe, sobre tot amb autores com Isabel Allende, o Vargas Llosa, però sobre gustos...

    De veritat, moltes gràcies per les teves paraules.

    Salutacions,

    ResponElimina
  3. acabo de escribir en mi blog un post sobre las "vidas minúsculas", pero no he leído el libro. Me lo apunto, gracias! Espero volver por aquí, escribes reseñas desapasionadas, claras y sinceras. Seguro que encuentro alguna recomendación :) Un abrazo

    ResponElimina

En este blog están permitidos todos los comentarios, solo le ruego que sea respetuoso/a.
Muchas gracias.