Juego de Tronos, George R. R. Martin


Esta creo que es una de las reseñas más difíciles de escribir. De hecho sólo me salen onomatopeyas para describir la novela.

Nunca me había interesado la literatura de fantasía, no por nada en especial, pero siempre me ha parecido un tanto ridícula, me cuesta entrar en una historia en la que los personajes son gnomos, van en parejas, y se llaman Bombín-Bombón, Chimpín-Chimpón, o Trinquín-Trincón. No consigo entrar en la trama, lo siento, no veo creíble que un tipo venga del mar de fuego de las tierras altas del norte de la península de los árboles cantantes donde amanecen dos soles y la noche la alumbran ocho lunas. Pido perdón a los millones de fans de este tipo de literatura, pero a mí no me gusta.

Por este motivo era muy reacio a acercarme a cualquier obra con la etiqueta de "fantasía", grave error en este caso.

He leído que el primer tomo de la historia de Canción de hielo y fuego, Juego de Tronos, se publicó en 1996, es decir, hace doce años, y yo ni siquiera había escuchado de su existencia hasta que el año pasado vi toda la ciudad de New York empapelada con la promoción de la nueva serie que estaba a punto de estrenar HBO. No sentí la más mínima curiosidad y en un alarde de inteligencia y visión de futuro le dije a mi acompañante que esa serie sería un fracaso.

Un día, comentando precisamente esta anécdota, un buen amigo me dijo que era una gran novela, y tanto me habló y con tanto entusiasmo que me decidí a leerla. Bueno, gracias Guillermo, es lo más que puedo decir. Desde las primeras frases "Aquella noche había algo diferente. La oscuridad tenía un matiz que le erizaba el vello. Llevaban nueve días cabalgando hacia el norte, hacia el noroeste y hacia el norte otra vez, siempre alejándose del Muro. Cada día había sido peor que el anterior, y aquél era el peor de todos. Soplaba un viento gélido del norte que hacía que los árboles susurraran como si tuvieran vida propia", el Muro, el invierno, el frío y la Guardia de la Noche, ya para siempre en mi imaginario.

No voy a explicar demasiado de la novela porque creo que debo ser el último en descubrirla, de hecho incluso los que sólo ven la televisión saben más que yo porque ya están presentando la segunda temporada, pero sí me gustaría hacer un pequeño análisis personal.

En primer lugar la fantasía es un complemento de la novela, ni siquiera es un "personaje" principal, creo que hay más fantasía en una novela de García Márquez que aquí. Es cierto que aparecen algunos seres un tanto extraños, como los lobos huargo, los Otros, y otras referencias mitológicas o mágicas, pero la novela transcurre en un mundo inventado tan complejo que cuesta un gran esfuerzo seguirlo y en el que la fantasía no es lo más importante. En ese mundo, formado por siete reinos, habitan cientos de personajes que el autor, el señor R.R. Martín, nos va presentando con una habilidad extraordinaria. Cada personaje es real, personas de carne y hueso con la única característica que sufren el peso de saberse partícipes de un momento clave en ese mundo imaginario, y cuyas vidas son extremadamente frágiles. Personajes que no ostentan la bondad o el mal por naturaleza, sino que actúan movidos por intereses particulares, como cualquiera de nosotros en nuestras vidas personales. En ese mundo del señor R.R. Martín la vida es cruel, dura, y la supervivencia es un reto que muy pocos consiguen completar, como tuvo que ser en realidad nuestra Edad Media, era en la que se ha inspirado el autor para dibujar su desbordada fantasía.

No quisiera tener la cabeza del señor Martín ni por un momento...

Este primer tomo está narrado en base al personaje principal de cada capítulo, de manera que la historia se trenza desde los diferentes puntos de vista y vivencias de cada personaje. Un gran acierto por parte del autor, ya que de esta forma nos permite adentrarnos en la psicología y la motivación de cada uno de ellos e ir creando la trama lineal solo en nuestra memoria. Mi amigo me dio un pequeño consejo antes de empezar a leer, me dijo "no te encariñes con ningún personaje", no le hice caso y sufrí. No hay personajes en esta historia más importantes que los demás, aquí lo único que importa en verdad es el mundo de los siete reinos, todo lo demás son las piezas que lo habitan, como cualquier otro mundo no inventado en el que las personas, sean buenas, malas, genios o villanos, pasan por él, viven el tiempo que la providencia les asigne (en este caso la providencia se llama George R.R. Martín y es cruel), dejan su obra y mueren, pero el mundo continua. Así es Juego de Tronos.

Ahora, mientras escribo estas líneas, ya me espera el segundo tomo de los varios que hay, cinco o seis tengo entendido, de extensiones kilométricas cada uno de ellos, pero su agua es tan densa y atrayente que no veo el momento de dejar de escribir este post para sumergirme de nuevo en el mar Angosto y ver qué les ha ocurrido a las docenas de personajes que el señor R.R. Martín dejó colgados en el primer tomo.

Resumen del libro (editorial)

Tras el largo verano, el invierno se acerca a los Siete Reinos. Lord Eddard Stark, señor de Invernalia, deja sus dominios para unirse a la corte de su amigo el rey Robert Baratheon, llamado el Usurpador, hombre díscolo y otrora guerrero audaz cuyas mayores aficiones son comer, beber y engendrar bastardos. Eddard Stark ocupará el cargo de Mano del Rey e intentará desentrañar una maraña de intrigas que pondrá en peligro su vida y la de todos los suyos.

5 comentaris:

  1. Me ha gustado mucho tu reseña, Jordi, y el entusiasmo que te llevó a escribirla. Yo tampoco soy aficionada a este tipo de lecturas, pero sospechaba que algo muy bueno debían contener para contar con la enorme cantidad de fanáticos del género. Tal vez algún día me anime y la lea, y cuando lo haga será porque recordaré tu opinión.
    Besos,
    Blanca

    ResponElimina
  2. Hola Blanca,
    Esta saga tiene mala leche porque tiene un gran fallo, y es que no está acabada ni hay visos de que finalice.
    Hasta ahora hay 5 ó 6 volúmenes publicados, de unas mil páginas cada uno. La lectura es apasionante, de verdad, pero el tiempo que necesita también..., y esto me está costando que atrase todo lo demás, mi propia escritura incluida.
    Pero si te acercas, estoy casi convencido de que te gustará

    ResponElimina
  3. Hola Jordi,

    Me alegro de que te esté gustando tanto. Pero me alegra todavía más que descubras la literatura fantástica. Este género, al igual que la ciencia ficción, se sirven de elementos imaginarios e imposibles como telón de fondo.
    Son la excusa, el decorado, para narrar historias reales sobre personajes reales.
    Si la fantasía o la ciencia ficción a leer es buena y de calidad, lo notarás en seguida. En cuanto te des cuenta que, aunque la historia transcurra en un planeta del cinturón de orión, o trate sobre un enano llamado Gloin, el trasfondo personal, lo acontecido, podría pasar en la Barcelona del siglo XXVIII o en los albores del declive del imperio Otomano.

    Algo así habrás descubierto al leer el nombre del viento o el temor del hombre sabio.
    Te recomiendo, una vez acabado tu periplo por los siete reinos, le des una oportunidad a la ciencia ficción. Dejando de lado maestros como Asimov o Bradbury, podrías empezar por Hyperion de Dan Simmons.
    Pregúntale a mi padre.

    Un abrazo,

    Roberto.

    ResponElimina
  4. Hola Roberto,

    Son muchas las cosas que tengo que agradecer a tu padre, y ésta es una más. Aún no he leído la nueva saga de El nombre del viento y sus secuelas.

    No te engaño si reconozco que me cuesta mucho entrar en estos mundos, quizá mi imaginación esté limitada a funcionar solamente en marcha atrás, porque como bien dijo Blanca Miosi en la reseña que hizo de La virgen del Sol, no son más extraños los nombre incas de mi novela, o los lugares, que los de estas sagas imaginarias o futuristas, y sin embargo me cuesta mucho entrar en ellas.

    Con la única que no me ha pasado ha sido con R.R. Martín, si bien tuve que hacer un esfuerzo y temo que la exagerada extensión de su obra me desanime a seguir con ella. Tengo pendientes un par de Bradbury recomendadas por quien "yatúsabe'"

    De todas formas he de reconocer que ha sido un gran descubrimiento que abre mi abanico lector, y que últimamente estaba un poco a régimen.

    Un abrazo,

    Jordi

    ResponElimina
  5. Ah, y muchas gracias por pasarte por este foro !!!!

    ResponElimina

En este blog están permitidos todos los comentarios, solo le ruego que sea respetuoso/a.
Muchas gracias.