La última vuelta del scaife, Mercedes Pinto Maldonado


Cuando era niño y llegaban las fechas en que caían regalos, ya fueran de los Magos, del entonces incipiente Papá Noel, o en aniversarios varios, y sólo si tenía suerte, aparecían del cielo unos volúmenes de Editorial Bruguera llamados Grandes Novelas Ilustradas. Con ellos tuve la infinita fortuna de participar en las aventuras del capitán Corcorán, Sandokán, o Nemo, subirme en un globo para cruzar África, o vivir en una isla cual Robinson Crusoe, y sentirme parte de una gran historia que trascendía las vivencias cotidianas de un niño. Hoy ya no soy tan niño, por lo menos en apariencia, pero gracias a las letras de Mercedes Pinto he vuelto a vivir una de esas aventuras.

En una entrevista radiofónica a la autora la escuché decir que ésta era su mejor novela y, sin conocer el resto de su obra, he de reconocer el acierto de haberme acercado a esta historia, porque la autora ha creado una novela con grandes personajes, de esos que pasan por el mundo con una historia que contar a sus espaldas. Sin embargo a diferencia de los grandes protagonistas de las novelas de Julio Verne o Salgari, el Josué de la señora Pinto, su protagonista principal, no es ningún héroe, más bien todo lo contrario, pero aún a pesar de esa extrema cobardía es capaz de vislumbrar momentos de lucidez para hacer su vida digna de ser contada y de permitirnos vivirla con él. 

En La última vuelta del scaife se relata una gran historia de relaciones, de ambiciones, de anhelos y de amistad, una novela que abarca la vida completa de su protagonista, y de todas las personas que se cruzan en ella. Personajes de gran calado en los que encontramos las virtudes faltantes en Josué, un judío que abandona su hogar en la Alemania pre-nazi para adentrarse en la África profunda en busca de fortuna. Esta es sin duda la parte que más me ha gustado de la novela, la que transcurre a la ribera de un río en busca de diamantes. Siempre me he maravillado ante la capacidad de algunos grandes autores de narrar periodos largos de historia, como una vida, y la autora en este caso lo ha logrado con nota.

Excelente el periodo de fuga de Kuaima y su periplo hasta el mar. Magnífica la presentación del personaje, de su entorno, de las motivaciones, de los acompañantes, de su marcha y de lo que se arrastra con él.

Debo reseñar que la novela, en su conjunto, me ha gustado mucho y ha conseguido adentrarme en los terrenos que la señora Pinto deseaba, arrastrándome tras los pasos de Josué y haciéndome partícipe de sus vicisitudes, sin embargo he sentido en algunos momentos un exceso de guía, una narración (a mi gusto) excesiva de las sensaciones íntimas de los protagonistas. Por poner un ejemplo, cuando alguno de los personajes vive una situación concreta, de felicidad por el nacimiento de un hijo, por decir algo, es seguida por una explicación de lo feliz que está ese personaje, cuando creo que el lector ya comprende que es una situación obvia de felicidad. Otra cosa que me ha exasperado en algunos momentos es la falta de decisión del protagonista principal de la novela, me daban ganas de agarrarlo por las solapas de su chaqueta y menearlo como un cocktail, pero aquí no tiene nada que decir la autora, pues es la propia idiosincrasia del personaje, algo que ha conseguido recrear con maestría la señora Pinto.

En resumen es una novela llena de magia, de grandes personajes, de aventuras, pero sobre todo de paisajes extraordinarios y relaciones personales dignas de ser contadas y obligadas de ser leídas. Muchas felicidades a su autora.
Resumen del libro (editorial)

La última vuelta del scaife nos relata la dilatada y escabrosa vida de Josué, un judío que huye de Alemania a los diecinueve años, en los albores del nazismo, empujado por un amor imposible.

El protagonista nos narra su historia desde el ocaso de su aventura vital, cuando al fin alcanza la serenidad ansiada. Educado en un ambiente judío ortodoxo, necesitará una larga «travesía por el desierto» para comprender, a través de los dos grandes amigos que encuentra en el camino, que más allá de religiones y culturas existe un denominador común a todo ser humano: la capacidad de sobreponerse al instinto de supervivencia por el bien más preciado de la humanidad, el amor. Al igual que el scaife da vueltas incansable para convertir un diamante en bruto en una cegadora estrella, la vida girará alrededor de Josué durante casi un siglo, implicándolo en las situaciones más adversas e inesperadas, hasta hacerle comprender que en realidad su viaje no era una búsqueda, sino una huída de sí mismo. Nos encontramos ante una narración ágil y muy documentada. No es una novela histórica, sino una obra de auto-conocimiento dentro de un marco histórico convulso: la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial, y las secuelas que dejaron en el paisaje y en sus gentes.


2 comentaris:

  1. No sabes lo importante que ha sido para mí que leas esta obra, por dos razones: por lo que significa que un compañero como tú la reseñe y, sobre todo, porque me ha dado la oportunidad de conocer tu sensibilidad y buen hacer, además de haberme enseñado algo importante: llevas razón, no es necesario ser tan "obvia". Créeme que lo tendré en cuenta para mis próximas historias.
    De todo corazón, gracias por todo.
    Un abrazo.

    ResponElimina
  2. Buena novela, un gran trabajo por la extensión, también tuve la impresión de que en algunas partes explicaba demasiado, pero hoy en día con las facilidades de Amazon es muy sencillo reeditarla, sin embargo es una gran historia, porque justamente se trata de un antihéroe y me encantan las historias ORIGINALES.

    ResponElimina

En este blog están permitidos todos los comentarios, solo le ruego que sea respetuoso/a.
Muchas gracias.