La nieta del señor Linh, Philippe Claudel


Esta novela me ha recordado vagamante a la Seda, de Baricco. No me ha gustado demasiado, la verdad, como tampoco me agradó Seda...

Reconozco sin embargo la gran dificultad que tiene crear una historia compleja en una novela tan corta, pero no es mi estilo preferido de lectura. Me gusta que una novela me atrape durante un tiempo, y si puede ser que éste sea superior a una hora.

En esta novela el señor Claudel relata las dificultades de un exiliado vietnamita en su adaptación forzada y forzosa a su nuevo país de acogida, en este caso los Estados Unidos de América.

Se relata una historia de amistad y pérdida entre dos personajes principales, el señor Linh y el señor Bark, y en sus pocas páginas nos explica el enorme peso que ambos personajes arrastran.

Dos personajes, casi únicos en la novela, que basan su poca fe en la vida en el bebé que el señor Linh se llevó del infierno de su país.

Una novela corta, sensiblera a mi gusto, y que me ha dejado con un sabor de boca corto, como el famoso sorbete de humo del señor Adrià (sin llegar a su genio, claro) que anticipa mucho pero no llega a casi nada.

De todas formas esta novela ha sido ganadora de numerosos premios y críticas favorables por parte de la prensa especializada. Seguramente erro en mi percepción, pero sobre gustos los colores, como dice un amigo mío.

Valga como muestra que el resumen del libro es casi más extenso que la propia novela...

Resumen del libro (editorial)

Una fría mañana de noviembre, tras un penoso viaje en barco, un anciano desembarca en un país que podría ser Francia, donde no conoce a nadie y cuya lengua ignora. El señor Linh huye de una guerra que ha acabado con su familia y destrozado su aldea. La guerra le ha robado todo menos a su nieta, un bebé llamado Sang Diu, que en su idioma significa «Mañana dulce», una niña tranquila que duerme siempre que el abuelo tararee su nana, la melodía que han cantado durante generaciones las mujeres de la familia. Instalado en un piso de acogida, el señor Linh sólo se preocupa por su nieta, su única razón de existir hasta que conoce al señor Bark, un hombre robusto y afable cuya mujer ha fallecido recientemente. Un afecto espontáneo surge entre estos dos solitarios que hablan distintas lenguas, pero que son capaces de comprenderse en silencio y a través de pequeños gestos. Ambos se encuentran regularmente en un banco del parque hasta que, una mañana, los servicios sociales conducen al señor Linh a un hospicio que no está autorizado a abandonar. El señor Linh consigue, sin embargo, escapar con Sang Diu y adentrarse en la ciudad desconocida, decidido a encontrar a su único amigo. Su coraje y determinación lo conducirán a un inesperado desenlace, profundamente conmovedor.Tras el enorme éxito de Almas grises, Philippe Claudel ha vuelto a causar un gran impacto con esta exquisita fábula sobre el exilio y la soledad, o lo que es lo mismo, la lucha por preservar la identidad.

1 comentari:

  1. bueno el resumen, sobretodo si lo hubieras escrito tu
    jajajja

    ResponElimina

En este blog están permitidos todos los comentarios, solo le ruego que sea respetuoso/a.
Muchas gracias.