El caso de Jane Eyre, Jasper Fforde

Para iniciar el comentario de este libro, que la verdad no sé ni cómo hacerlo, creo que me ayudaré de cuatro palabras según la métrica de aquel gran lírico taurino, im-presionante y dif-erente.

El caso de Jane Eyre es una novela fantástica embutida en una portada de libro de oferta.

Su estructura no tiene en común con el resto de los libros nada más allá de estar soportada en papel y tinta. Se me agolpan tantas cosas al hablar de la experiencia de haber leído esta novela que me embrollo, así que intentaré ir por pasos.

La protagonista es una chica de nombre Thursday Next, traducido literalmente "próximo jueves", cuyo empleo es detective literaria. Pertenece a un grupo especial, algo así como un FBI de nombre OpEspec, que se dedica a cubrir todos los crímenes y delitos de la sociedad, escalonados según su gravedad e importancia en OpEspec-1 hasta OpEspec-27. Su familia la conforman su padre, miembro de la Crono-guardia, con facultades para saltar en el tiempo en cualquier momento, su madre que sospecha de él que está liado con una escritora muerta en 1814, sus tíos, Polly y Microft, ella una esposa convencional y él un científico de alto nivel, un hermano cura de una nueva religión DEG (Deidad Estándar Global) que había combatido junto a ella y su otro hermano en la guerra de Crimea, y Anton, ese otro hermano que murió en la guerra.

Sus compañeros de "trabajo" son algo más complejos de detallar.

Tiene un amor de juventud olvidado por diez años, que también combatió en la guerra de Crimea, y se enfrenta a un súper malo malísimo, Acheron Hades, que tiene poderes tan diversos como atravesar paredes y que se ha rodeado de un séquito de secuaces entre los que resalto a Félix-8, el último de los Félix, ya que cada vez que alguno muere le quita su cara y se la pone a un nuevo Félix.

La acción transcurre en Inglaterra en el año 1985, pero en una realidad tan paralela como hilarante, imprescindible, deseada, extraña, y en todo momento sorprendente, en la que la literatura se equipara a cualquier otro orden importante de la vida, como la religión o la política.

Desde ese prisma se desarrolla un amor incondicional del autor por los clásicos ingleses. Shakespeare, Brontë, Swift, Bacon,... que da lugar a un escenario maravilloso en el que un camarero es capaz de discutir como el mejor historiador literato sobre la verdadera autoría de las obras de William Shakespeare, o en el que los lobbys de presión política son los seguidores de tal o cual autor. En ese mundo se mueve Thursday Next, obligada a dejar Londres y volver a su pequeño pueblo natal, y cuya función principal es el esclarecimiento de todo delito que tenga que ver con la manipulación, falsificación, venta ilegal o robo de originales.

Hay pasajes en esta obra de una calidad extraordinaria, tan dignos de los mejores años de Monty Pyton como un momento en que la protagonista y su novio acuden a una representación de Ricardo III en la que el propio público hace todos los papeles de la obra, escogidos antes del inicio de la misma, mientras el resto de la concurrencia recita los diálogos a coro y zapatea y aplaude como si estuviera en un partido de la NBA.

Otro momento glorioso es cuando ayuda a un detective de otra sección, caza vampiros, en un caso delicado y el sospechoso, que al final se convierte en un vampiro, al crecerle un único diente central le presiona el labio inferior y lo hace hablad de una maneda eztaña.

O los gusalibros, unos gusanos modificados genéticamente que son capaces de leer libros completos y están amaestrados en diferentes funciones, de manera que si les das un papel con una palabra te cantan sinónimos o te dan su significado. Se alimentan de preposiciones y se tiran pedos de apóstrofes y mayúsculas.

Como única mancha en la novela destacaría una inconsistencia de la narración que a veces despista al lector, pero es que los continuos cambios de espacio-tiempo son así.

El desarrollo de la novela incluye aventuras, tiros, asesinatos, robos, secuestros, amor, locuras, buenos, malos, frustraciones, sectas, humor, mucho y bueno, seriedad, reflexiones sensatas, manifiestos, guerras, sociedades secretas, reliquias, mitología, novela negra, misterio,... pero sobre todo literatura, mucha literatura de alto octanaje y con un halo de respeto y admiración hacia este arte que nos engancha a todos los que amamos las letras impresas, y que nos convierte en cómplices, incluso me atrevería a decir que en personajes, de esta novela.

Hacía mucho tiempo que no leía un libro que me sorprendiera. Sí muchos que me han gustado, incluso quizá más que éste, pero El caso de Jane Eyre es tan fresco, tan diferente, tan extraordinario, que se ha ganado de inmediato un lugar en mis lecturas favoritas. Es como un pastel de frutas silvestres con tropezones de chocolate en su interior (léase otras exquisiteces para aquellos raros que no les guste el chocolate) y que te los encuentras sin estar previstos, camuflados en la textura cremosa del pastel.

El libro de un autor que a mi modo de ver se convertirá en un clásico y dejará de publicar con tapa blanda en muy poco tiempo, lo que tarde algún avispado productor en crear una serie con sus personajes o una trilogía cinematográfica más exitosa que Matrix o StarWars.

Una buena noticia, todavía estamos a tiempo de decir que nosotros lo conocimos antes.

Resumen (editorial)

En el mundo de Thursday Next la literatura es casi como una religión. Se ha creado una brigada especial que se ocupa de asuntos tan esenciales como perseguir los plagios, descubrir al verdadero autor de las obras de Shakespeare o detener a los vendedores de falsos manuscritos. Pero ser detective literaria teniendo a un padre cronopolicía y a un tio capaz de las más locas invenciones no siempre ha de ser una ayuda. Y aún menos cuando Jane Eyre, la famosa heroína de Charlotte Brontë, es secuestrada por Acheron Hades, antiguo profesor de Thursday Next y moderna encarnación del mal absoluto… Como bien se dice en esta novela: "Las barreras entre la realidad y la ficción son más porosas de lo que creemos."

La primera novela de Jasper Fforde iniciaba en 2001 una serie, la de Thursday Next, detective literaria, hoy ya de culto entre sus millones de seguidores en todo el mundo. Una gran fiesta literaria, sumamente inteligente y poblada de todo tipo de irreverencias. Una divertida e inesperada sorpresa al alcance de los verdaderos amantes de la literatura y una novela que supera a la famosa Guia del autoestopista galáctico de Douglas Adams.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

En este blog están permitidos todos los comentarios, solo le ruego que sea respetuoso/a.
Muchas gracias.