¡Maldito catalán! (LA SOMBRA DE ALÍ BEY), Albert Salvadó

Resumen del libro (editorial)

Todos tenemos algo de Alí Bey, seamos hombres o mujeres. Leer esta trilogía es ver reflejada esa parte tan nuestra que esconde la verdad. 

¿Quién se escondió bajo el nombre de Alí Bey? 
Se llamaba Domingo Badía y nació en Barcelona durante la segunda mitad del siglo XVIII. En poco tiempo se convirtió en uno de los personajes más fascinantes de nuestra historia: aventurero, viajero, dibujante, escritor y espía al servicio de varios países. 
Viajó por todo el Mediterráneo hasta llegar a tierras islámicas donde, para pasar desapercibido, adoptó una nueva personalidad. Se hizo circuncidar en Londres, se disfrazó de príncipe turco, ejerció la poligamia, mientras dejaba a una esposa en España, espió a las órdenes de Godoy, fue el primer occidental capaz de entrar en La Meca, se puso al servicio de Napoleón... y vivió una vida real que supera a cuanto una fértil imaginación sea capaz de engendrar. 


“¡MALDITO CATALÁN!” es la primera parte de la trilogía de “LA SOMBRA DE ALÍ BEY” y representan una visión ácida, no exenta de humor, del mundo de la política en el que hay cabida para advenedizos, arribistas, sinvergüenzas, traidores, aprovechados... 
A finales del siglo XVIII e inicios del XIX, Europa parece que ha perdido el rumbo. La Revolución Francesa cambia todos los planteamientos, la monarquía absoluta llega a su fin, Inglaterra y España se disputan la supremacía en el Atlántico y el Mediterráneo y Francia se enfrenta a todos sus vecinos, mientras Rusia lo contempla todo desde la lejanía. 
En medio de tanto alboroto, Godoy, el hombre que maneja los hilos del poder en Madrid gracias a su estrecha relación con la reina María Luisa, tiene sobre su mesa un curioso tratado de globos y máquinas aerostáticas firmado por un tal Polindo Remigio. Los Servicios de Inteligencia británicos se preguntan quién es este hombre, porque saben muy bien que el primer ministro español es calculador y peligroso. 
La máquina del espionaje se pone en marcha y llegan las primeras sorpresas. Polindo Remigio no existe. ¿Entonces... qué o quién se esconde tras ese nombre? 
A partir de aquí se inicia una investigación que obligará a Sir Blum, jefe de los Servicios de Información del ministerio de Asuntos Extranjeros encargado del área del Mediterráneo comprendida entre España, Francia, Italia y el norte de África, a exclamar: ¡Maldito catalán! 
Sin embargo, ni él ni nadie son conscientes de que están asistiendo al nacimiento de una verdadera leyenda: la leyenda de Alí Bey.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

En este blog están permitidos todos los comentarios, solo le ruego que sea respetuoso/a.
Muchas gracias.